Mes: julio 2014

Hipsters, Fixed & MTB

Hablemos de moda, bicis urbanas y por qué no, también de Mountain Bike.

1163454678_ae2f8f0f30_zApertura   New-York-Bike-Style-feeldesain17-449x300

No podemos negar que hay un aumento importante de bicicletas antiguas restauradas callejeando por nuestras ciudades. Muchas de ellas sin frenos, con piñón fijo, sillín Brooks, manillares acortados hasta el límite de una conducción segura y un estilo que mezcla ciclismo de carretera de los 80`s con componentes que perduren en el tiempo sin la más mínima puesta a punto. Sobre ellas vemos a gente de todo tipo, muchos con pantalones ajustados usando cordones de zapatillas como cinturones. Los chicos siempre con barba, algunas chicas con un lado de la cabeza rapado, camisetas grandes recortadas en verano y gorros de lana ladeados en invierno. Todos aparentan llevar un estilo cómodo y desenfadado, pero a mi no me engañan, sé que cada prenda está calculada al milímetro para cumplir con los cánones que implican ser un Hipster Ciclista Urbano.

bad cycle clothing 3

Bromas a parte, existe un movimiento de jóvenes ciudadanos a favor de la bici muy aceptado en nuestro país y eso me alegra y enorgullece. Están consiguiendo ganar batallas al caótico trafico de las principales ciudades a base de unirse por una causa común, tomando acción, exigiendo sus derechos y planteando proyectos y soluciones para una vida en común. A mi parecer todo ese éxito que están teniendo es gracias a que están creando moda, han conseguido formar una comunidad moderna a la que la gente le gusta pertenecer. Casi toda la juventud está a favor de ir a trabajar en bici, ya que además de activar el cuerpo y la mente, aporta libertad, salud y reconocimiento (te lleva directamente a pertenecer a un selecto grupo de jóvenes modernos, activos e intelectuales que ayudan a crear un mundo mejor).

9023867883_d48bf69b10_z

Nada que ver con el estilo mountain biker español medio (sin ánimo de ofender a nadie), la mayoría embutidos en licras apretadas muy coloridas anunciando alguna marca de ciclismo o algún club ciclista local. Barriga prominente, clásico moreno “obrero”, casco mal ajustado, guantes recortados y de cuando en cuando alguno nos deleita con una riñonera fluorescente de aquellos maravillosos años. Las bicicletas son un mundo a parte ya que hay de todo, pero es difícil ver a algún biker con la bici bien ajustada, muchas ruedas con la presión baja, así como el sillín que también lo llevan por norma general muy bajo. La potencia y el manillar al contrario suelen ir altísimos y con múltiples accesorios para enganchar el móvil, porta-herramientas, botelleros, cuenta-kilómetros y por supuesto cuernos, muchos cuernos…

btt ossa 0091011222_10201537026805879_868928585_n

Permitirme afirmar entonces que el Mountain Bike español no está de moda, no creamos tendencia ni añadimos una cualidad actual que venda señores. Si es verdad que somos de los países con mayor número de usuarios y probablemente uno de los países con mejores condiciones atmosféricas y geográficas para la práctica del MTB. Pero pocos conocen lo que es la esencia de este deporte (que no es otro que buscar diversión y técnica mientras pedaleas por la naturaleza). La gran mayoría practica una especie de ciclismo de carretera adaptado a la montaña que se basa en meterse palizas por pistas anchas y que a la hora de bajar se van cruzando con senderistas a 50km/h por una pista de curvas ciegas y repleta de regueros peligrosos. Otros países como Inglaterra, Francia, Alemania, E.E.U.U. o Canadá han conseguido crear tendencia haciendo que mucha gente joven (y no tan joven) quieran pertenecer a ese selecto grupo de bikers que disfrutan de senderos divertidos específicos para la bici de montaña. Las personas que controlan las leyes, los terrenos públicos y los ayuntamientos se han dado cuenta y han conseguido llevar a cabo múltiples proyectos habilitando espacios para la práctica de este apasionante deporte. Hablamos de centros de Mountain Bike de verdad, Bike-Parks y parques públicos donde además de tener circuitos para running, estaciones de gimnasia, centros de golf, campos de fútbol y demás, también tienen su sendero específico para la bici de montaña. De esta manera todo el mundo tiene la oportunidad de experimentar lo que es hacer Mountain Bike, abriendo la puerta a los más pequeños e inexpertos liberando las cadenas de un mercado que en España todavía no ha llegado a explotar.

_DSC6389 DSC_0215

Probablemente, si viviese en el centro de Madrid, también tendría una Fixed y me dejaría crecer la barba. Pero mi situación es distinta, vivo en la periferia y mi camino del trabajo a casa se puede hacer sin pisar el asfalto. Salir de casa a primera hora de la mañana y pedalear en silencio escuchando mi propia respiración y los pájaros cantar, ver como sale el sol y de cuando en cuando se cruza alguna perdiz o algún conejo, eso los Hipsters de ciudad se lo pierden. Pero mi mayor tranquilidad camino al trabajo es tener la certeza que nadie me va a gritar al oído y que nadie va a poner en peligro mi integridad física.

_MG_6054 _MRP3449

Pero entiendo que las reivindicaciones ciclistas empiecen por las ciudades y que los grupos colectivos más de moda desarrollen su actividad por los centros urbanos más importantes. La realidad es que gracias a ellos, nosotros (usuarios de la bici de montaña) también salimos beneficiados, pero creo que no estoy solo cuando reivindico más derechos para la bici de montaña. Al igual que se invierte dinero público en crean nuevos carril-bici, bici-líneas, alquileres de bicis públicos, etc,… También se debería construir una red de senderos naturales que alejen las bicis del tráfico y que comuniquen distintas localidades y ayuntamientos para que pueda haber una movilidad real accesible también para la bici de montaña. Cuanto más espacios reservemos para crear senderos ciclistas, más vida tendrán nuestras comunidades y por lo tanto, más futuro.

 

 

Anuncios

Roots

Empezamos el blog volviendo a las raíces, al por qué de esta maravillosa pasión por las dos ruedas y la naturaleza. Todo comenzó con esta Bicicleta Rabasa-Panther allá por el ’85 y mi primera carrera de barrio en las fiestas de San Juan. Recuerdo lo duro que me pareció competir en bici, cansaba muchísimo!!!  En esa primera carrera, después de una subida muy empinada cerquita de mi casa intenté recuperar posiciones haciendo un sprint al comienzo de la bajada, pero iba tan cansado que bajé la cabeza concentrándome solamente en los pedales y claro, me choqué contra un coche que estaba aparcado en el arcén…  Lección aprendida!

Javi-peq15

Si vamos hasta 1987 es cuando la BH California XL3 cayó en mis manos como regalo de cumpleaños. Primeros saltos, primeros caballitos y de pronto un día nos enteramos de que existía un maravilloso circuito de BMX en Las Rozas, a media hora pedaleando desde casa. Ahí empezó todo.

imageurl-1urlla foto

Poco a poco fuimos metiéndonos en el mundo gracias a Raúl y el Club BMX Del-Fin de Las Rozas. Espí, Cabanzón, Lluis, Andrea, Calvo, Flipi,… Grandes recuerdos de esa época! Entonces fue cuando tuve mi primera bici de carreras: GT Pro Series Elite`93

19910401 (1) url-2urlimage_1image_2image_3

Mi bici de ensueño,.. la Haro Monocoque Series:

haro2_copy43_blowup

Poco a poco las ruedas grandes nos iban cautivando y la Specialized Stumpjumper 1995 del sr. Javier Cabanzón (la envidia de la cuadrilla de aquella época) nos empezaba a llamar con ojos golosos. En las revistas veíamos a Nico Vouillouz, Shawn Palmer, los Misser bros,.. Más cercano teníamos a Chus Castellanos y su Trek Y. Recuerdo que un día estábamos tan enfermos que nos equipamos con armaduras de Motocross, máscaras y protecciones de Hockey y nos subimos hasta Navacerrada en tren. Bajamos con nuestras bicis de BMX por el primer camino que bajaba imitando a nuestros ídolos y cuando llegamos al final no sabíamos como llegar a ninguna estación de tren. Nos tocó pedalear Navacerrada-Las Rozas (+50km) en bici de BMX y con todas esas protecciones a cuestas. Casi nada.

url-3 url-3 OLYMPUS DIGITAL CAMERANicolasVouilloz

Llegaron las primeras lesiones y los primeros despistes, poco a poco dejaba de lado el BMX para montar más con la bici de mi hermano, una GT Karakoram’95. Pronto empecé a usarla a diario y  acabé invirtiendo todos mis ahorros en una horquilla Rock Shox Judy DH (80mm). Por aquella época ya no tenía mi bici de BMX y me dedicaba a intentar estar en forma haciendo muchas rutas y usándola para todo lo que os podáis imaginar (lo que aguantó esa bici!).

url-2 image_4

La Specialized Rockhopper’98 si fue mi primera bici de 26″, entonces estaban de moda las bicis manejables y me la compré pequeña (muy pequeña). Con ella pasé un año completo en los EEUU montando en circuitos de BMX increíbles, me hice grandes rutas hasta el Océano Atlántico y me iba con ella a todas partes disfrutando de un mundo nuevo para mi. Sin duda fue algo más que una bici ya que me aportaba una libertad y una vía de escape realmente especial. La bici que más he usado nunca y con la que mejor me lo he pasado. Esta bici ha sufrido, ha saltado, ha visto medio mundo, hace los mejores manuals y nunca jamás me ha fallado. Sigue en mi garaje en perfectas condiciones y es la bici que presto a cualquier amigo o familiar que se apunta a dar una vuelta.

url-5image_6image_7la foto-1

Pasados unos años el destino puso entre mis piernas mi primera bici de doble suspensión.. La Devinci Banzai 2004. Una auténtica All Mountain que me metió de nuevo en el mundo de la competición, esta vez del Mountain Bike.

2004-devinci-banzai-freeride-mtn-bike-for-500_6267505image_8 dscn1295mandingin_118

 

Hasta aquí van 20 años sobre las 2 ruedas,..

Continuará!