En búsqueda de la sillita para bebé perfecta

 

images-21

 

El tiempo vuela. Pasas de ser un niño loco por las bicis a padre de familia en un abrir y cerrar de ojos sin apenas darte cuenta. De pronto, alguien como yo que investiga a diario todos los portales de MTB para ver qué es lo último de lo último en nuestro deporte, se pone manos a la obra a visitar páginas web de material ciclista para bebés, comparando sillitas para bici, remolques, cascos para bebés y un largo etcétera. Empecé preguntándome: ¿Silla o remolque? Los remolques para bebés son muy útiles por que además de poder llevar a tu bebé muy cómodo, sirven también para salir a correr, llevar a otro bebé e incluso ahora en días de verano ir a la playa bien equipados. Pero también es un dispositivo mucho más grande y aparatoso si lo comparas a una silla y  la experiencia de ir en un remolque comparado a ir con la bici entre las piernas, para mi no tiene color.

 

new  WEERIDE CHILD CARRIER SELL SHEET  4-17-2008DSC_0790

 

 

 

 

 

 

 

Una vez elegida la silla, tenía claro que tenía que ser de las que se colocan entre el manillar y el conductor. Las sillas que van encima de la rueda trasera me parecen menos seguras y un poco desagradables para el bebé (a nadie le gusta ir con un culo en la cara). Yo quiero que mi hija alucine con la bici, por eso me gustó la sillita Weeride. La posición que lleva la niña es perfecta para disfrutar de una vuelta en bici. Es cómoda, segura y además aporta una experiencia ciclista real. Lo que más me gusta es que el bebé está en una posición elevada y ve cómo se mueven los brazos para dirigir la bici, siente la velocidad que hay que llevar para sobrepasar algún obstáculo y poco a poco va tomando conciencia de conducir. Además controlo todos sus movimientos ya que está entre mis brazos y eso se traduce en máxima seguridad para ella y para mi.

Weeride

 

El modelo Safe Front Classic de Weeride me gustó más que los de la competencia por varios motivos.

DSC_0790   DSC_0806   DSC_0794   STD_OnBike_lg

 

-La barra de anclaje. Permite una instalación más profesional que las que pude investigar en la web, se puede comprar por separado y te permite tener varias bicis en casa con la barra instalada para facilitar la maniobra a la hora de salir con mamá o papá o con la bici de ciudad o la de montaña. Además se puede nivelar a cualquier ángulo que tenga la barra superior de la bici, por lo que es muy probable que el sistema sirva para la práctica totalidad de bicis en el mercado. Eso si, al montar la barra protegí bien el cuadro con felpa y plástico protector así como la abrazadera de la barra ya que puedes destrozar la pintura de la bici al apretar los tornillos. La barra es muy segura, pero se podría aligerar ya que es demasiado pesada.

 

DSC_0799   DSC_0800   DSC_0797   DSC_0804

 

-La sillita está muy bien hecha, es fácilmente desmontable con un solo tornillo que no necesita herramienta. El material de resina parece indestructible y las correas y el cinturón de seguridad funcionan muy bien. Me encanta el reposa cabezas para cuando la niña se canse y decida apoyarse un poco, además es de material muy blando y sirve de protección ante un posible frenazo, ramas, etc,.. Personalmente, la sillita mejoraría si incorporara una especie de acoples a los lados de la barra del reposa cabezas a modo de manillar ya que la niña podría ir imitando a sus papás como conducen. ¡A todos les encanta agarrarse a algo!

 

Weeride2

 

Recuerda que siempre tienes que probar el dispositivo sin el bebé primero ya que la primera vez que pedaleas con la sillita es un poco raro, tienes que abrir las piernas al pedalear y el peso de la silla más la barra te pueden desestabilizar un poco. Además no puedes ajustar la altura del sillín correctamente ya que puede ser peligroso a la hora de parar con el bebé encima (es más seguro llevarlo ligeramente más bajo). A pesar de esto, no hay más que acostumbrarse un poco y sacrificar ligeramente tu comodidad por la del bebé. Mi hija acaba de cumplir los 10 meses y según todos los portales de papás y mamas todavía es un poco pronto para empezar a probar las dos ruedas. Las recomendaciones siempre son a partir del año a pesar de que los fabricantes especifican que sus productos son para bebés a partir de los 9 meses. He llegado a leer páginas web alarmistas que nos tachan de ser malos padres si se nos ocurre subir al bebé a la bicicleta antes del año. Aportan razones como que los baches dañan las neuronas, que el casco puede llegar a lesionar gravemente las cervicales y que montar en bicicleta aporta un riesgo de accidentes enorme. Leer estas cosas está bien por que hacen que seas todavía más precavido. Pero no es para tanto, nuestra intención no es otra que nuestros hijos disfruten de la bici. Conseguirlo es un proceso que tiene que ser progresivo y sobre todo, divertido. Nuestros primeros paseos han sido con ella subida en la bici y nosotros a su lado caminando, una vez cómoda, hemos subido a dar pedales con ella en pequeños paseos hasta que empieza a inquietarse (y es que todavía es muy pequeña y se pone un poco nerviosa al estar tan firmemente atada y a tanta altura del suelo). Aunque ese no es el verdadero problema, el enemigo Nº1 de nuestro bebé es el casco, no soporta tener nada atado a la cabeza!!!

Weeride3

 

 

A ver si poco a poco le va gustando más!

JMB

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s